• Millaray Lobos

Diplomacias del desorden


Marzo 2020. Para las Dramáticas de la Memoria , homenaje a Francesca Lombardo.


Extracto de "Diplomacias del desorden"

Por Millaray Lobos García


"...Diseminaciones, afectos colectivos, viralizaciones mediáticas y multitudes exuberantes, excedentes a todo lo programado, configuran un paisaje de fondo tan dinámico como incierto, tan favorable a las disidencias como proclive a su conversión en nuevas hegemonías. Más que situarnos en una frontera reconocible, yo no veo más posibilidad que la de ABRIRLAS, la de darle a esas fronteras mismas un valor vital-viral. Fronteras de estilo, de territorio, idioma o disciplina, la propuesta de habitarlas consistiría en defenderlas como espacios habitables donde se pueda suspender un poco el juicio sobre qué identidad se tiene, como territorios de apertura sin resolución de cierres de corto plazo, espacios de intercambio, tráfico y desplazamiento. Espacios nómades donde mantenerse ligados indisciplinadamente, mezclando saberes diversos, oficios, perspectivas, haciéndonos a la idea de que otros "montajes" de la realidad son posibles de vivir, la idea de que "desmontar" lo montado por la historia es una catástrofe, el desplome quizá de un tipo de organización de la vida...pero no el fin de la vida.

El poder de afectación que tiene este momento pareciera susurrar el deseo de un "antes" de nosotros que se manifiesta hacia el futuro, algo que nos precede y que necesitamos revivir, que estamos reviviendo en este colapso generalizado. Ese antes es, pareciera ser, un nosotros que no reúne ningún discurso ni idea de nación, ningún consenso, un nosotros animalario, brutal y extraordinario cuya fulgurancia se cuela por las grietas del desastre del progreso, del derrumbe del individuo autónomo. El colapso es temido pero, a la vez -en algunas frases recogidas al vuelo de las calles, en algunas potencias de cuerpos exhibidos- tan deseado en nuestro subconsciente hypermoderno porque quizás solo así es posible circular a gran velocidad hasta llegar a un punto de revolución..."