• Millaray Lobos

2018: Giselle, contrapunto y revisita

Creada en el teatro Universidad de Chile junto al Ballet Nacional Chileno

en colaboración con Mathieu Guilhaumon


Dramaturgia y dirección: Millaray Lobos García

Coreografía: Mathieu Guilhaumon

Escenografía e ilumnicación: Andrés Poirot

Vestuario: Carolina Vergara

Bailarinas y bailarines del Ballet Nacional Chileno

Presentación en librillo de temporada del Ballet Nacional Chileno.

Más abajo, texto integral sobre esta creación.


"Giselle , gran clásico del repertorio de la danza, trasciende épocas y lugares y, si bien las interpretaciones son infinitas, su calidad de "clásicas" nos indican un camino, nos recuerdan que es sobre las espaldas de esos gigantes que nos subimos para ver más allá. En esa línea, "Giselle. Contrapunto y revista" traduce tópicos o temas subyacentes, no rompiendo la obra original, sino mediante condensaciones simbólicas susceptibles de traducirse a situaciones dramáticas. Giselle recibió el premio de la mejor coreografía nacional 2018 por el Círculo de Críticos de Arte de Chile"

Acerca de la puesta en escena y la dramaturgia de “Giselle, contrapunto y revisita”

Por Millaray Lobos García


INTRODUCCIÓN

Por sus temáticas y su forma, creemos que lo que llamamos "clásico" trasciende épocas y lugares, siendo así accesible a cada quien. Al origen de este proyecto están, por una parte, la admiración por la perfección del movimiento clásico y el desafío de dar con una forma que le devuelva un valor vital y, por otra, el deseo de profundizar un trabajo de colaboración entre la mirada propiamente coreográfica y el trabajo de sentido y narración que puede aportar la mirada teatral sobre una obra "haciéndose", de entretejer, en suma, un sentido traduciendo prácticas distintas. Las obras clásicas son obras abiertas, pero de una apertura limitada. Si bien las interpretaciones son infinitas, su calidad de "clásicas" nos indican un camino, nos recuerdan que es sobre las espaldas de esos gigantes que nos subimos para ver más allá. En esa línea, nuestro trabajo para una nueva versión "Giselle" consistió en traducir, desde nuestra perspectiva, tópicos o temas subyacentes que emergieron de nuestra lectura, no rompiendo la obra original, sino mediante condensaciones simbólicas susceptibles de traducirse a situaciones dramáticas. En encontraren suma, sentidos latentes en ella. Como arqueólogos de la cultura, buscando lo que sobrevive en ella, nuestro trabajo consistió así en encontrar aperturas de sentido y en detectar los pies forzados argumentases o formales que imponía. Poniendo atención en las anomalías narrativas de la convención clásica-romántica, nos preguntamos cómo una revisita podría, por una parte, potenciar una lectura más sicológica y, por otra, salvaguardar y reinterpretar algunas convenciones presentes en la tradición. Si la versión original alterna en general momentos de pantomima con demostraciones de virtuosismo como pausas entre movimientos de grupo y solos o saludos de los bailarines al final de un duo, nuestro trabajo elaboró, sin evitarlos, contrapuntos a esos mecanismos narrativos o de convención clásica intentando generar situaciones más propicias al movimiento continuo o que desempolvaran esas convenciones convirtiéndolas en danza.


EJES TEMATICOS

En "Giselle" todo parece ser cuestión de danza: por la danza se ama, se vive y se muere. Por otra parte, sin la intromisión brutal de un exterior social en la vivencia íntima, no habría drama: El amor entre Giselle y Albrecht, un extranjero al grupo, no tendría como consecuencia la locura y la muerte danzante de Giselle, si no fuese por la exposición de ese mundo interior a un medio social que lo juzga: es por los otros que la locura se manifiesta. En línea con estas reflexiones, la cuestión del ideal de sí mismo y de la fantasía por satisfacer ese ideal de pureza aun a cambio de nuestra propia postergación, nos apareció como una inspiración importante: Comprender la dualidad entre los personajes de Giselle y Myrtha , quizá pase por comprender que esa reina de la noche, del sueño y del mundo nocturno y su seguidilla de almas abandonadas son un espejo interior, un sueño que viene a realizar el duelo necesario a la transformación de sí mismo.


SOBRE “COLABORAR”

Trasladar y traducir son para nosotros pilares de un trabajo colaboración que se extiende a lo largo de ya 3 creaciones y que alimenta la curiosidad inagotable acerca del quehacer mutuo. Colaborar significa para nosotros desplazarnos y descubrirnos en un gesto de generosidad y humildad donde cedemos parte de nuestro territorio abriéndonos a la acogida del otro, reconociendo su sensibilidad y experiencia, aceptando nosotros mismos ponernos en cuestión. Para nosotros, cada nueva colaboración significa es un ejercicio de desplazamiento y disponibilidad que nos obliga a trabajar con el otro redescubriendo así nuestra propia práctica y aventurándonos en la del otro, jugando así con las posibilidades inagotables de tratamiento que tiene una obra según el proceso artístico que le da vida. Porque implica un aprendizaje mutuo y colectivo -para bailarines y creadores- colaborar, creemos, es un ejercicio ético, una manera de seguir vivos como artistas y, por sobretodo, como seres humanos.


http://balletnacional.cl/giselle/

https://www.mathieu-guilhaumon.com/es/coreografias/giselle-79








 

©2020 by Millaray Lobos. Proudly created with Wix.com