• Millaray Lobos

2015. Resonancias 3: Ética de lo sensible y realismo de lo real


Parte del ciclo que reúne tres Seminarios creados entre el 2012 y 2015 por Millaray Lobos García en Teatro la Memoria.

Las imágenes son alusiones a las ideas trabajadas y no un registro (no tomábamos fotos :)


Presentación (indicios)

Por Millaray Lobos García

No descubriremos la naturaleza de nuestra alma pero sí quizá la manera en que opera

Ni el teatro ni el arte tienen para mí un valor en sí. Todo su valor radica en la fuerza vital que lo provoca y en el cuidado con que velamos por su conservación, construyendo, con todo lo que emerge “aquí y ahora” formas transmisibles a otros…que a su vez las harán propias en su propio “aquí y ahora”.

Y cuando digo “aquí y ahora”, quiero decir todos los lugares y todos los tiempos.

Su valor, en cierto sentido, será el valor que nosotros le demos.


La única ventaja del teatro sobre la vida es que opera como un laboratorio en que las operaciones de encuentro, de atención, de transindividuación y los movimientos que suceden espontáneamente en nuestro imaginario, nuestros afectos y sus resonancias en nosotros y en los otros, se intensifican gracias a la atención que portamos a esas operaciones.


Todos los lugares y todos los tiempos son convocados a escena. O hagamos como si así fuera…porque así es. Hacerlos aparecer y devolverles su realidad es un asunto de ética.


Más que estudiar metodologías o sistemas que nos llevarían a “representar”, la invitación es a explorar un realismo de la realidad en escena: Todo lo que aparece a nosotros es digno de ser considerado como real, todas las relaciones que el imaginario construye merecen nuestra atención, todos los caminos de nuestra memoria, todas las experiencias desaparecidas, todas las tensiones de las líneas en escena, las partículas invisibles y las nociones filosóficas, el error en un texto, la confusión y el equívoco, la luz y su ausencia…Todo puede tomar cuerpo en el actor, que deviene así, porque lo es, un lugar de pasaje por donde el paisaje aparece, una interface por donde la vida circula.


Transindividuación, cotemporalidad, plasticidad del devenir, circulaciones del imaginario y facticidad del afecto amoroso, del tender hacia otro reconociendo que en ese otro yo ya estoy….Son otros nombres posibles para esta invitación. No hacemos más que eso en escena: desaprender lo que creíamos, redescubrir lo que ya está, encontrar sin preocuparnos tanto de buscar. Hacer un paso atrás y ver, cuidar lo que aparece.


Como intentaré que hagamos

-Trabajaremos al inicio a partir de relatos de experiencias estéticas transformadoras vividas por quienes quieran venir.

-Traduciremos esos relatos a la escena, en presente. Veremos qué imágenes, qué palabras, qué nociones, qué poetas ponen esos relatos en circulación.

-Trataremos con cuidado y amor aquello que emerge e intentaremos ser, porque fundamentalmente lo somos, responsables de la plasticidad de esa vida desarrollándose, de sus transformaciones, seguirla de cerca y guiarla.

-Constataremos que es imposible, pero lo haremos de todas formas, acordándole nuestro respeto y otorgándole toda su dignidad. Si fuera posible no lo intentaríamos.

-No discriminaremos categorías referenciales. Todo lo que aparece es real…o nada lo es.

-Toda teatralidad, reconocible o no como tal, será acogida

-Encontraremos las resonancias textuales, plásticas, sonoras, etc que vendrán a la escena a partir de nuestros ejercicios y haremos de todo eso nuestro proceso de encuentro y de creación de aquello que ya está.


Materiales desordenados a poner en reflexión activa. Son cosas que traigo en la maleta de exploración y títulos abandonados a los que les doy aquí una posibilidad de existir. Es la idea queme hago de una ecología teatral:


-Del tiempo del “durante” de la escena: sin espera y sin después, del delirio de la escena, Cómo y cuándo se “forma” lo informe?


-Coexistencia en un mismo individuo de todas las vidas contingentes …dentro de todas las vidas posibles que son las mías, cuál es la más legítima, cuando todas responden a una necesidad de igual intensidad?